Nuestro Sentido del Oído

 

 

 

    • Oído externo está constituido por el pabellón mas conocida como oreja y el conducto auditivo externo. El pabellón recoge y conduce los sonidos dentro del canal auditivo y permite saber si los sonidos vienen por delante o por detrás, de arriba o de abajo. El canal auditivo transporta el sonido al oído medio y mide unos 25 – 30 mm. (El cerumen ayuda a lubricar la piel y retener la suciedad). Culminando el trayecto del sonido en la membrana timpánica o tímpano.

    • Oído medio cuando las ondas sonoras alcanzan la membrana timpánica hacen que la membrana vibre. Estas vibraciones son transferidas posteriormente a los huesecillos en el oído medio y estos a su vez transfieren las señales vibratorias al oído interno.

  •  

    • El oído interno representa el final de la cadena de procesamiento mecánico del sonido, y en él se llevan a cabo tres funciones primordiales: filtraje de la señal sonora, transducción y generación probabilística de impulsos nerviosos. En el oído interno se encuentra la cóclea o caracol, la cual es un conducto rígido en forma de espiral de unos 35 mm de longitud, en el interior del conducto está dividido por la membrana basilar y la membrana de Reissner, las cuales forman tres compartimientos o escalas. La escala vestibular, la escala timpánica y la escala media. Sobre la membrana basilar se encuentra el órgano de Corti, contiene las células ciliares que actúan como transductores de señales sonoras a impulsos nerviosos, se pueden distinguir dos tipos de células ciliares: internas y externas.
  • Existen alrededor de 3500 células ciliares internas y unas 20000 células externas. Ambos tipos de células presentan conexiones o sinapsis con las fibras nerviosas aferentes (que transportan impulsos hacia el cerebro) y eferentes (que transportan impulsos provenientes del cerebro), las cuales conforman el nervio auditivo.

Problemas de Audición

Los primeros signos de pérdida auditiva pueden ser sutiles. ¿Puede oír a la gente pero no siempre entiende lo que dicen? Este es un síntoma común de pérdida auditiva. ¿Por qué? En el 90% de los casos, la pérdida auditiva se produce cuando las delicadas células ciliadas del oído interno están dañadas o no funcionan correctamente. Esto significa que el cerebro no recibe todos los sonidos y las frecuencias que necesita para entender el habla. 

Por lo general, esto afecta a los sonidos de alta frecuencia. Imagínese que elimina las teclas agudas de un piano y pide a alguien que toque una melodía conocida. Incluso si sólo faltan seis o siete teclas, la melodía resultará difícil de reconocer. Las personas con pérdida de audición experimentan a diario una variación similar de la banda sonora de sus vidas. 

La Pérdida Auditiva no es Nada Inusual

Más de 500 millones de personas de todo el mundo experimentan algún grado de pérdida auditiva. Usted puede ser una de ellas. Si es así, un audífono puede ayudarle a recuperar la audición para que pueda vivir la vida a la que está acostumbrado. 

 

Tipos de Pérdida Auditiva

La pérdida auditiva puede tener su origen en muchas circunstancias diferentes y se puede producir a cualquier edad. Hay tres tipos básicos de pérdida auditiva:

  • La pérdida de audición conductiva es una disminución en el sonido debido a problemas situados en el oído medio o en el oído externo. Este tipo de pérdida auditiva es a menudo tratable con fármacos o cirugía. La pérdida auditiva conductiva puede tener varias causas. Entre ellas se encuentran las infecciones del oído que tienden a introducir líquido en el oído medio, la cera en el canal auditivo o una perforación del tímpano.
  • Pérdida auditiva neurosensorial

    La pérdida auditiva neurosensorial es un problema relacionado con el oído interno y/o las vías nerviosas entre el oído interno y el cerebro. Entre las causas más comunes de pérdida auditiva neurosensorial están:

    1. Envejecimiento
    2. Infección
    3. Exposición excesiva al ruido
    4. Meningitis
    5. Ciertos trastornos genéticos
    6. Enfermedad de Meniere
    7. Virus
    La pérdida auditiva neurosensorial no se puede corregir y se trata con audífonos.

  • La pérdida auditiva mixta es la aparición simultánea de una pérdida auditiva conductiva y otra neurosensorial. Por lo tanto, las trayectorias del oído interno y los nervios están dañadas y se produce un bloqueo, ya sea en el oído medio o en el oído externo. Aunque la pérdida auditiva conductiva puede corregirse, el problema neurosensorial es permanente, por lo que suelen prescribirse audífonos.

Tratamiento de la Pérdida Auditiva

 

Un especialista puede identificar el tipo de pérdida de usted o de su ser querido.  También puede medir el grado de pérdida auditiva y las opciones de tratamiento. Y si los audífonos son parte de este tratamiento, le enseñarán los estilos y las tecnologías que mejor se adapten a su situación particular.  

El uso de audífonos significa redescubrir el placer de reunirse con los amigos y la familia, sentirse más seguro en el trabajo disfrutar de películas, música y programas de televisión. Un audífono es vivir con los cinco sentidos de nuevo.